Por diversas circunstancias, actualmente es muy complicado obtener un préstamo bancario o cualquier tipo de crédito que nos permita afrontar pagos de cierta envergadura o urgentes. Es necesario todo tipo de avales, demostrar de una y mil formas los ingresos, que no se figura en ninguna lista de morosos y multitud de posibles trabas que al final, convierten conseguir un préstamo en una odisea. Cosas que se pueden evitar de forma sencilla consiguiendo préstamos por tu coche.

Desde hace unos años a esta parte, se ha ido asentando en España una práctica que en el resto de Europa y en Estados Unidos es algo común y que consisten, principalmente, en conseguir liquidez empeñando el coche. Es un trámite extremadamente sencillo y rápido, estando al alcance de todos aquellos que tengan un coche en propiedad.

Préstamos por tu coche

Un vehículo es, a fin de cuentas, un bien. Y todo bien se puede intercambiar por otro o por una cantidad de dinero, como se puede hacer con cualquier otra cosa sea un televisor, una casa o muebles. Es un concepto que en España no se había llegado a plantear completamente ya que el automóvil tiene un talante ‘diferente’. El coche tiene un valor estimado como cualquier otra posesión, del que únicamente se preocupa su propietario cuando llega la hora de venderlo, pero ese valor nos puede sacar de un apuro en cualquier momento.

Al igual que las joyas por ejemplo, cualquier vehículo se puede empeñar, podemos conseguir un préstamo por nuestro coche. Básicamente, se entrega el vehículo a cambio de un dinero sirviendo como garantía pero claro, si no devolvemos el crédito, perdemo el coche. No obstante, las ventajas son muchas, como la posibilidad de seguir usando el vehículo aunque esté empeñado o una cierta flexibilidad a la hora de devolver el crédito.

Por otro lado, cabe destacar sobre todo la facilidad y rapidez en el trámite, siendo la mejor opción cuando necesitamos obtener dinero para cualquier urgencia, estando al alcance de la gran mayoría de persona. El único requisito para pedir préstamos por tu coche es tener un vehículo en propiedad.

Prestamos por tu coche

¿Cómo funcionan los préstamos por tu coche?

Empeñar un coche es completamente igual que empeñar cualquier otra cosa, pero teniendo en cuenta algunas cosas. Un coche es un bien de un valor elevado, expuesto a las inclemencias del tiempo, golpes de otro coches, un trato exigente continuado; cosas que afectan y mucho, a su valor y por tanto a lo que se podría obtener en un préstamo por coche.

Cuando vamos a empeñar un coche y conseguir préstamos por tu coche tenemos que seguir una serie de pasos si queremos conseguir la máxima tasación pues las casas de empeños, todas y cada una de ellas, disponen de perito profesionales que comprobaran hasta el último detalle del vehículo a empeñar y establecerán un valor basándose en tablas de valores publicadas por asociaciones especializadas, en el mercado de vehículos de ocasión y en su propia experiencia.

Realmente son pasos y condiciones sencillas que se deberían llevar cabo incluso sin tener intención alguna de conseguir un credito por coche, lo que termina por hacerlo especialmente fácil. Podemos destacar algunas cosas para poder hacernos una idea de la sencillez, como por ejemplo el mantenimiento del vehículo, que afecta a su valor. Es evidente que si tiene golpes de chapa, roces, pintura descolorida y ese tipo d cosas, el valor del vehículo desciende. Si el coche tiene muchos kilómetros y muchos años también afecta a su valor a la baja e incluso la suciedad puede afectar al valor ya que denota dejadez y un trato poco favorable.

Obtener préstamos por tu coche, no obstante, es muy sencillo. Sólo debemos contactar con la casa de empeños y ellos nos facilitaran todos los trámites a realizar. Trámites que se completan en apenas unos minutos y que nos permitirán contar con ese préstamo en 24 horas aunque también se puede llegar a tardar 48 horas, según las condiciones de cada empresa.

¿Cuales son las condiciones para empeñar un coche?

Actualmente los bancos ponen muchas trabas. Una serie de condiciones que no todo el mundo puede asumir tras muchos años de problemas económicos tras una crisis muy dura, lo que impide que tanto PYMES como particulares obtengan ese dinero que necesitan. Es aquí donde el empeño de coches destaca.

Para empeñar un coche sólo es necesario eso, el coche y que este figure a nombre de quien solicita el crédito por coche de forma exclusiva. Dicho vehículo, y siempre según empresa, no debe haberse matriculado antes de 2007 a no ser que se trate de un coche de alta gama en cuyo caso no habría problema. Imprescindible tener la ITV en vigor, así como el pago del impuesto de circulación y la documentación en regla. No es necesario ningún tipo de aval, ni demostrar el nivel de ingresos y no importa si está registrado en listas de morosas. El coche es el propio aval, la garantía del préstamo. Además, según la empresa no importa si tiene multas o cualquier tipo de carga como una reserva de dominio y para rematar, podemos seguir usando el coche una vez empeñado.

Una vez tasado nuestro vehículos por el perito y firmado el contrato, se obtendrá entre el 40 y el 80% del valor de mercado y se recibirá el préstamo por tu coche en unas 24 horas, teniendo un tiempo establecido por contrato para devolver dicho crédito.

Espero que tu duda “¿Qué son y cómo funcionan los préstamos por mi coche?” haya quedado resuelta.